FreeBoleros (Tete Montoliu)

1996
18,00

Un bolero es una melodía nocturna y próxima, olorosa y frutal, que sirve para llorar, para adorar, para abrazar como la hiedra; para apagar un loco amor que más que amor es un sufrir; para olvidarse del tiempo, del mundo y de todo; para ver la luz del otro lado de la luna; para borrar antiguos besos en los besos de otras bocas; para pedirle a un reloj que nunca amanezca. Un bolero es la última oportunidad para cortarse las venas con el filo de una metáfora antes de hacerlo con el cuchillo del pan.

 

Esto son y para esto sirven las canciones que aquí recrean Tete Montoliu y Mayte Martín, dos seres hechos de música que nacieron para el bolero el día en que se conocieron. Ya antes de encontrarse a Tete, Mayte había aprendido a decir “corasón” y “desesperasión”, porque de tanto vivir el flamenco, que es su música, y viajar al sur del sentimiento se le habían vuelto suaves las consonantes y húmedas las pasiones.

 

Y ya mucho antes de que apareciera Mayte, que llegó a este mundo 32 años después que él, Tete buscaba los secretos del jazz entre las teclas de su piano y contaba historias de nuevas y mejores emociones. Pero una noche se encontraron, formaron una pareja musical y empezaron su propio bolero, escrito como todos con sorpresa y arrebatos, peleas, distancias y reencuentros como el que han sellado en este disco.

 

Un bolero es un mar agitado, y para no naufragar en él hay que saber navegarlo, nadar en sus ilusiones, sortear sus desencantos. Mayte lo hace iluminada por el chorro poderoso de su voz de cantaora, de joven dama de la canción, y Tete con la mirada abisal de su piano, que en la oscuridad descubre nuevas fosas de belleza, notas perdidas, arcones que en el doblez de una melodía esconden cuadros de Miró.

 

Este disco es como el cofre de un viejo galeón hundido en los avisos del sentimiento, en aguas calientes donde hasta los peces se emborrachan y escriben versos. Y cuando levantan la tapa descubrirán un tesoro mágico, los reflejos de una noche en que Mayte cantaba las pasiones con los ojos cerrados, Tete las decía con los dedos abiertos y todo el mundo reconocía pedazos de su vida.

 

Jordi Saladrigas, 1996

MAYTE MARTÍN voz
TETE MONTOLIU piano
HORACIO FUMERO contrabajo
NAN MERCADER percusión

 

NURIA CANAL Y JORDI VIDAL fotografías
ALFONSO MARTÍNEZ diseño gráfico

Share

CONTACTO

Contratación Isabel Camps.

management@maytemartin.com +34 646 063 634


TICCámaras

MAYTE MARTÍN CREACIONES ARTÍSTICAS S.L. ha sido beneficiario del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias a las Soluciones de Comercio Electrónico. Esta acción ha tenido lugar en el periodo de TICCámaras 2019. Para ello ha contado con el apoyo del programa TICCámaras de la Cámara de Barcelona.